Kuá-zê-lá

terça-feira, 9 de setembro de 2008



Imagem do nosso amigo e fã de fé Júlio Cézar de Varginha-MG, que também não vê a hora do dia 11 chegar.

2 comentários:

Arádia disse...

Pouquissimass vogaissss!!

E viva o Humba de cavanhaque!!!!

=]

entre-vista disse...

M�S All� DE LA M�sica:Me lleg� hoy por mail este art�culo con la petici�n de que se divulgara porque no hubiera aparecido en ning�n diario de Sudam�rica. As� que esperamos contar con el permiso del autor, ya que sobre todo es una cita de la respuesta del m�sico, ex gobernador del Distrito Federal y actual Ministro de Educaci�n de Brasil, CRISTOV�O'CHICO' BUARQUE a una pregunta que le hizo un participante estadounidense de un debate organizado en una universidad de Estados Unidos: "�qu� pensaba sobre la internacionalizaci�n de la Amazonia?" Adem�s introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasile�o.

La respuesta de Crist�v�o Buarque:

'Realmente, como brasile�o, s�lo hablar�a en contra de la internacionalizaci�n de la Amazonia. Por m�s que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, �l es nuestro.
Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradaci�n ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalizaci�n, como tambi�n de todo lo dem�s, que es de suma importancia para la humanidad.
Si la Amazonia, desde una �tica humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos tambi�n las reservas de petr�leo del mundo entero.
El petr�leo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los due�os de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracci�n de petr�leo y subir o no su precio.

De la misma forma, el capital financiero de los pa�ses ricos deber�a ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se deber�a quemar solamente por la voluntad de un due�o o de un pa�s. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales. No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar pa�ses enteros en la voluptuosidad de la especulaci�n.
Tambi�n, antes que la Amazonia, me gustar�a ver la internacionalizaci�n de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia.
Cada museo del mundo es el guardi�n de las piezas m�s bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amaz�nico, sea manipulado y destruido por el s�lo placer de un propietario o de un pa�s.
No hace mucho tiempo, un millonario japon�s decidi� enterrar, junto con �l, un cuadro de un gran maestro. Por el contrario, ese cuadro tendr�a que haber sido internacionalizado.
Durante este encuentro, las Naciones Unidas est�n realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de pa�ses tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada.
Por lo menos Manhatan deber�a pertenecer a toda la humanidad.
De la misma forma que Par�s, Venecia, Roma, Londres, R�o de Janeiro, Brasilia... cada ciudad, con su belleza espec�fica, su historia del mundo, deber�a pertenecer al mundo entero.
Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasile�os, internacionalicemos todos los arsenales nucleares.
Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucci�n miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.
En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda. Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada ni�o del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los ni�os, trat�ndolos a todos ellos sin importar el pa�s donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho m�s de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los ni�os pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitir�n que trabajen cuando deber�an estudiar; que mueran cuando deber�an vivir.
Como humanista, acepto defender la internacionalizaci�n del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasile�o, luchar� para que la Amazonia, sea nuestra. �Solamente nuestra!'